Comerse a la cocinera

cocinera sexy

No sé que estará preparando, pero sin duda lo que dan ganas es de comérsela a ella. Que piel, que tetas, que pequitas ¡Qué CULO! lo dicho, altamente comestible, hasta sus orejas me gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *